Anuncio

Colapsar
No hay anuncios todavía.

Los vecinos de Pedrera contra ¿gitanos? rumanos

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar todos
nuevos mensajes

  • Los vecinos de Pedrera contra ¿gitanos? rumanos

    Noticia redactada por un periocuckdista


    La jauría humana en Pedrera
    • Un accidente de tráfico con una agresión posterior deriva en una persecución contra la comunidad rumana del pueblo, a cuyos miembros destrozaron diez coches el fin de semana.



    La Jefatura de la Policía Local de Pedrera no se parece en nada a la oficina del sheriff de un pequeño pueblo de Texas. Tampoco el policía local que monta guardia en la puerta del Consistorio comparte rasgos con Marlon Brando. Ni ninguno de los rumanos a los que arrestaron por dar una paliza a un vecino del pueblo con el que tuvieron un accidente de tráfico tenía similitud con Robert Redford. Pero la turbamulta que salió las noches del sábado y del domingo de cacería contra los rumanos inspiraban el mismo miedo que los texanos que querían linchar al prófugo Redford y al sheriff Brando en La Jauría Humana, una de las películas que mejor retrata la decadencia moral de la sociedad americana en la segunda mitad del siglo XX.



    Más de media centuria después, en otro extremo del mundo, en un pequeño municipio de la Sierra Sur de Sevilla con poco más de 5.000 habitantes, un accidente de tráfico con una pelea posterior encendió una chispa que prendió una mecha que ya ha manchado, por mucho que le duela a su alcalde, el nombre de Pedrera. Un pueblo en el que, hasta entonces, lugareños y rumanos habían convivido en paz durante años. Un pueblo, como se encargan de recordar muchos de sus vecinos, de emigrantes por excelencia, de gente que se forjó en Alemania y que sigue saliendo a buscarse la vida cada verano en la Costa Brava o cada invierno en Gran Bretaña.




    Ocurrió sobre las diez y media de la noche del sábado en un polígono industrial, muy cerca del tanatorio. Un vecino del pueblo, Ignacio Pérez, y su esposa, iban a esa hora a dar un pésame a las familias de dos personas que habían muerto. Pérez, de 52 años, ganadero de profesión, pertenece a una familia muy querida en el pueblo, conocida por el sobrenombre de los Plateros. La pareja iba en su coche. Detrás de ellos, en otro vehículo, viajaban tres ciudadanos rumanos. Un padre y un hijo y un acompañante. El coche de éstos adelantó por la derecha al del matrimonio pedrereño. En esa maniobra antirreglamentaria, ambos vehículos chocaron. Nada grave en principio.

    El Platero y su esposa se apearon del coche para elaborar el parte amistoso. Comenzó entonces una discusión que subió de tono cuando uno de los rumanos agarró por la pechera a la mujer. Pérez intervino y los tres rumanos comenzaron a golpearle. Uno de ellos agarró un embellecedor del coche que se había roto en el accidente y le dio con él en la cabeza, causándole una contusión. "La suerte fue que pasaron unas mujeres que iban también al velatorio y se liaron a chillar. Y eso hizo que lo dejaran. Si no pasan esas mujeres, a mi hermano lo matan allí", asegura José Pérez, que hace un llamamiento a la calma y condena los ataques a los rumanos.

    Mientras atiende a este periódico en la puerta de la casa de su hermano, un coche se para a su altura. "Decid la verdad. No queremos a ni un rumano en el pueblo". Pérez pide tranquilidad, pero también explica que la comunidad rumana no se ha integrado en Pedrera, que han amenazado a niños en los parques infantiles, que hay casas en las que llegan a vivir hasta cuarenta personas, y que se han producido muchos robos, que la mayoría de los vecinos achaca a los inmigrantes. "A mi hermano mismo le han robado 14 ó 15 veces. Incluso ahora, en los coches que han volcado, se ha visto que estaban llenos de aceitunas".

    Los rumanos lo niegan. La mayoría de ellos trabajan en el campo. El coche que iba lleno de aceitunas es un viejo Opel Corsa propiedad de Catarin, un hombre que lleva once años viviendo en Pedrera sin que, hasta ahora, hubiera tenido problema alguno. "Esto no son aceitunas, esto es paja, forraje", dice, mostrando el contenido del coche por la luna trasera, que ya no existe. Los rumanos admiten que hay una persona problemática entre ellos, que fue quien protagonizó el accidente y que ha estado implicado en varios robos. "Por él no podemos pagar todos. Tenemos miedo, no fuimos capaces de salir de nuestras casas para enfrentarnos a la multitud. Nuestros hijos hoy no han ido al colegio", dice Daniel, otro de los perjudicados, mientras mira cómo de la parte delantera de su coche gotea aceite. "Ahora no tengo cómo ir a trabajar", se lamenta. "Escríbalo, por favor, haga una columna, diga que en este pueblo hay mucho canibalismo", añade otro compatriota suyo, Puika.

    Los agresores fueron detenidos y dieron positivo en la prueba de alcoholemia. En unos minutos se corrió la voz entre el pueblo y hubo una convocatoria espontánea que se alimentó por Whatsapp y las redes sociales. Decenas de vecinos acudieron a la puerta del Ayuntamiento y alguno intentó incluso asaltar la Jefatura para linchar a los causantes del accidente. Como no lo lograron, fueron a por los coches del resto de la comunidad rumana. Al día siguiente, domingo, hubo otra manifestación de protesta en la puerta del Consistorio que derivó en una nueva turbamulta. Hubo siete coches volcados, en lo que el alcalde, Antonio Nogales (IU), definió como una noche de cristales rotos, en clara referencia a la persecución de los judíos en la Alemania nazi.




    El regidor recuerda que su pueblo es "ejemplar y acogedor", pero achaca lo ocurrido a un "caldo de cultivo alimentado por intereses espurios". Responsabilizó directamente de los incidentes a la oposición, que ejerce el PSOE, cuyos ediles encabezaban la manifestación del domingo. Según el portavoz socialista, Luis Fernando Fernández, sus representantes no encabezaban nada sino que estaban al lado de los vecinos, haciendo el trabajo que debió ejercer el alcalde, al que llamaron hasta cincuenta veces por teléfono. El regidor lamentó que durante años corran rumores sobre las ayudas que se le dan a los rumanos (10 de 40 en el último año) y sobre un incremento de robos que no es tal.

    El cura, Enrique Priego, es otro de los que parte del pueblo ha colocado en el centro de la diana. Le acusan de acoger a los rumanos. "¿Y usted qué haría si ve a una persona durmiendo en la calle?". Se le saltan las lágrimas. "Llevo aquí desde 1969. He visto a gente que he criado yo venir a la puerta de mi casa a llamarme cabrón e hijo de puta. Son los días más tristes de mi vida". Es uno de los curas rojos que lucharon con los obreros y campesinos durante décadas en los latifundios de la Sierra Sur. Como Diamantino García Acosta, con el que se siente muy identificado. En las primeras elecciones municipales de la democracia, en 1979, iba de segundo en las listas de un partido obrero que fundó, la Candidatura Unida de los Trabajadores (CUT), y que obtuvo la victoria en los comicios. Cuenta que el problema de la inmigración comenzó a partir de 2004, cuando los jóvenes autóctonos dejaron de trabajar en el campo para hacerlo en la construcción, principalmente en la Costa del Sol. Les sustituyeron jornaleros rumanos, la mayoría de ellos muy pobres, que fueron trayendo después a sus familias.

    "Aquí se les ha acusado de todo, incluso de cosas que era muy evidente que no fueron ellos. Ahora que está de moda la palabra aporofobia, viene muy bien para definir esto", dice el cura, que también culpa a los concejales del PSOE. "Que sean coherentes, si fueron ellos los que aceptaron a Rumanía en la Unión Europea". A la puerta de su casa llega un miembro de la junta de gobierno de una hermandad, algunos de cuyos dirigentes estuvieron en las protestas. "No voy a consentir que salgáis delante de un santo con una vara. Que lo sepáis".

    Fuente, Diario de Sevilla

  • #2
    Pedrera es uno de los municipios con menor renta de Sevilla. Es otro ejemplo más de cómo la enriquecedora inmigración tercermundista y asocial siempre afecta primero, y más, a los más desfavorecidos del país receptor, pues hace sus pueblos o barrios más inseguros, atrapa las ayudas sociales y los empleos de baja cualificación, cuando no directamente en negro.


    Clic en la imagen para una versión más grande

Nombre:	Untitled.png
Vistas:	1
Tamaño:	51.5 KB
ID:	46650

    Además es cachondo comparar inmigrantes españoles en Alemania, en un tiempo al que al primer delito te mandaban de vuelta, y donde la inmensa mayoría no causó problemas, con profesionales de la mendicidad y el robo, que pregunten a cualquiera que los haya disfrutado en los distintos campos de España... En Murcia es casi imposible encontrar una casa de campo donde no hayan entrado a robar placas solares, calentadores eléctricos, etc...

    De ahí, supongo, la mención de las aceitunas rápidamente desaparecidas..., no serían compradas.., por eso se transformaron en paja.

    Comentario


    • #3
      Muchas veces los rumanos en especial los de cierta etnia suelen ser fuente constante de problemas. Es muy comun que esa gente al tiempo que aqui se dedican a trabajos mal pagados o a trapicheos se construyan casas en su pais nata, claro alli los precios son mas bajos. Esto me ha recordado a lo sucedido en el Ejido allá por el año 2000



      Claro es muy facil decir que si racismo xenofobia y demas cuando no estas harto de que ciertos grupos te roben, amenacen, trafiquen con drogas y lo de comparar esto con la noche de los cuchillos largos es un ejercicio de enorme ignorancia cuanto menos.
      Última edición por leganducht; 09-01-2018, 13:11.

      Comentario


      • #4
        A falta de saber si son gitanos rumanos, vamos a hablar un poco de los actores de esta función


        - Inmigrantes que llegan y se les deja hacer porque son como nosotros, unos pobres que sólo quieren buscarse la vida y poder currar y llevarse algo a la boca. Poco a poco ese "se les deja hacer" les crea una sensación de impunidad que les lleva a un día roban un melocotón, otro día un kilo de tomates, otro día gallinas...y al final la bici del no sé quién y si alguien se deja la casa abierta, pues se le hace una visita.

        - El pueblo, que con toda su buena voluntad e inmersos en el clima buenrrollista de las proclamas permanentes de los medios, los políticos y los agentes sociales como los progresores o el cura, acogieron sin demasiados recelos a estos rumínidos. Con el tiempo ven que esos forasteros no hacen esfuerzos por ser como ellos. Que todo es aprovecharse, desprecios, malos gestos e imponer poco a poco su ley y su voluntad. Por suerte aún queda gente n España apegada a la tierra, con el concepto de que ese pueblo es su pueblo y si no lo defienden ellos dejará de serlo porque nadie lo hará. Y ha tenido que ser en Sevilla como otras veces ha sido en Sevilla y otros lugares de Andalucía quien se ha levantado contra gitanos hartos de sus manejos y sus historias.

        - El alcalde, un cuckazo de mierda que elegido por el pueblo gracias al erróneo concepto de que la Izmierda es quien vela por sus intereses, se dedica a cumplir los del partido y los personales, que son implantar su agenda social inmigrantizando el pueblo y destruyendo la convivencia vecinal. Cuando el pueblo ese al que dice que representa y del que forma parte se levanta todos a una contra los invasores que pretenden destruir la comunidad, entonces ese pueblo deja de ser sabio, soberano, digno y orgulloso para ser racista, machista, homófobo, patriarcal e insolidario.

        - El cura, pieza clave como en demasiados municipios, culpable de soltar desde el público unas homilías y sermones que parece que se los escribe la Open Society de George Soros. Culpable de colaborar a inmigrantizar el pueblo, culpable de destruir la paz que supuestamente es la del señor, culpable de hacer sentir culpable a los vecinos por defenderse.

        - La Policía, siempre lista junto a la Guardia Cuckvil a detener a quien se rebele contra la Tiranía Progre pero nunca en su sitio cuando son los inmigrantes quienes delinquen. Que todos lo saben el dónde, el cuándo y los quienes...Menos la Policía.

        En esta función hay unos héroes que a pesar de tenerlo todo en contra, se han levantado. Bien por ellos, joder. Bien por ellos y larga vida a los de Pedrera

        Comentario


        • #5
          El Ejido 2018

          Comentario


          • #6
            Por las fotos y el tipo de delincuencia, me inclino más por gitanos rumínidos. No es el primer caso de zona rural en la que los vecinos echan del pueblo a los zíngaros a punta de escopeta.

            Comentario


            • #7
              Originalmente escrito por Marco Aurelio Ver mensaje
              Por las fotos y el tipo de delincuencia, me inclino más por gitanos rumínidos. No es el primer caso de zona rural en la que los vecinos echan del pueblo a los zíngaros a punta de escopeta.
              Ella no tiene aspecto gitano. Él pienso que tampoco, más de estos rumanos con antepasados turcos

              Comentario


              • #8
                Originalmente escrito por Guerrilla Jr. Ver mensaje

                Ella no tiene aspecto gitano. Él pienso que tampoco, más de estos rumanos con antepasados turcos
                En la primera foto sí que se ve claramente que es un gitano, y el resto seguramente estén mezclados, equivalente a los kinkalleros en España. Diría que al menos la mitad de rumanos en España son gitanos total o en parte. Los rumanos étnicos por lo general suelen dedicarse a delincuencia de más nivel, como mafias del mundo de la noche o robo de coches, esto de estar en un pueblo y dedicarse al robo a pequeña escala y de forma desenfrenada es algo muy típico de zíngaros.

                Por cierto, han tenido que largarse del pueblo. Imaginad que, aun con la mismas leyes y actitud pro-inmigración del Estado y de gran parte de la sociedad, cada vez que un grupo de aliens la lía se actuase igual...

                Vecinos rumanos de Pedrera dejan el pueblo por miedo a la violencia














                Comentario


                • #9
                  La noticia es espectacucklar, la reproduzco aquí señalando los mejores juicios de valor, cosa que un periodista o un político jamás debería de hacer hasta que un juez hable



                  Vecinos rumanos de Pedrera dejan el pueblo por miedo a la violencia

                  Los arrestados por todos los incidentes ascienden a siete y ya han sido puestos en libertad




                  La calma vuelve poco a poco a Pedrera tras los incidentes de este fin de semana, cuando pedrereños volcaron hasta nueve vehículos de familias rumanas. El detonante de esta violencia fue un accidente de tráfico leve que tuvo lugar el sábado y que acabó en una pelea entre los ocupantes de ambos vehículos, unos nativos de Pedrera y otros de origen rumano. Los rumanos en esta discusión golpearon a una persona del otro coche, que resultó herida leve.

                  A raíz de este suceso las patrullas y los altercados racistas se han prolongado en el tiempo, aunque ayer, según el alcalde de Pedrera, Antonio Nogales (IU), la situación estaba más tranquila. De hecho, informó de que niños rumanos habían vuelto al colegio.
                  A pesar de que los ánimos están más calmados, los refuerzos de la Guardia Civil se mantienen en Pedrera hasta que los disturbios acaben del todo. Este clima de intolerancia hacia la comunidad rumana ha hecho que algunos de estos vecinos extranjeros hayan optado por irse del pueblo por miedo a los altercados.

                  Debido a estos incidentes han sido ya detenidas un total de siete personas, la última en la mañana de ayer: los tres rumanos que tuvieron el accidente de tráfico, y cuatro pedrereños por los altercados. En el día de ayer los siete arrestados ya estaban en libertad tras prestar declaración, pero no se descartaba que pudiese haber nuevos arrestos. Según declaró ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, se está tomando declaración e investigando a una decena de personas por participar en los disturbios. Además, señaló que este viernes se celebrará la junta local de seguridad a la que asistirán el regidor; el subdelegado del Gobierno, Ricardo Gil-Toresano; responsables de la Guardia Civil y de la Policía Local, para analizar la situación, en el marco de la coordinación y el contacto «fluido» que se viene manteniendo «desde el principio», indicó Sanz.

                  El alcalde tachó de «energúmenos» a los que están realizando los altercados e insistió en que hay muchos pedrereños que están muy disgustados por lo que está sucediendo en la localidad.

                  Asimismo, culpó de esta situación a bulos que están corriendo en las redes sociales que están haciendo mucho daño para la buena convivencia entre los vecinos de Pedrera.

                  Nogales, además de contar con el respaldo de Gil-Toresano, del que, según destacó, está teniendo mucha ayuda. Ayer también contó el apoyo del secretario político del Partido Comunista de Andalucía (PCA) en Sevilla, Miguel Ángel Bustamante, quien mostró su preocupación ante «los actos violentos contra la comunidad rumana» sucedidos en Pedrera y trasladó su «total apoyo» a los vecinos de esta localidad de la Sierra Sur y su regidor. «Rechazamos contundentemente los altercados racistas y xenófobos que se han llevado a cabo en Pedrera estos días atrás, al calor de un incidente aislado y menor de tráfico, al tiempo que expresamos nuestro deseo de que la normalidad se restablezca cuanto antes», indicó.






                  Última edición por Guerrilla Jr.; 10-01-2018, 10:09.

                  Comentario


                  • #10
                    Originalmente escrito por Guerrilla Jr. Ver mensaje
                    La noticia es espectacucklar, la reproduzco aquí señalando los mejores juicios de valor, cosa que un periodista o un político jamás debería de hacer hasta que un juez hable
                    Los vecinos sabrán, cuando voten, si siguen votando por los que están a contra ellos o si votarán a alguien que esté con ellos. No soy optimista.

                    Comentario


                    • #11
                      La Vanguardia habla de "conflicto racial".




                      Comentario


                      • #12
                        Ah, también recordad que los rumanos, como ciudadanos comunitarios, pueden votar en las elecciones municipales. Basta atraer a los suficientes, en un pueblo pequeño, para asegurarse la alcaldía.

                        Los resultados en Pedrera, en 2015
                        IU 1.706 53,63% 7
                        PSOE 1.292 40,62% 6
                        PP 153
                        Y los datos demográficos Es decir, unos 185 son rumanos. y cada concejal "cuesta" 249 votos, o, más bien 166 votos si descontamos la abstención.


                        Comentario


                        • #13
                          Dentro de lo malo (que los invasores imponen su ley en España), lo menos malo: hay una reacción.

                          Desarticulada, ahogada por los políticos y que no tiene otra salida que eventuales brotes de violencia. Pero la hay. Y una vez más sale del campo andaluz.

                          Sí, ese que vive del PER. Ese del que sale el español más despreciado, aquél que muchos desearían (incluso en este foro) que no lo fuera. El morojudíogitanonegro de mierda.

                          Pues ese, ese infraser, tiene más cojones que todos los baskitos tiroennuqueros y que todos los qatarufos gafapastas. Juntos.

                          Podremos ser ignorantes, indolentes, no tener dos duros y miles de otros defectos. Pero los yonquigitanos no somos gilipollas del todo.

                          Si hay reacción en España, no será en Nekanistán, ni en Qataruniyya. Probablemente tampoco sería en Madridoquil. Surgirá en el agro. Y el único que tiene una población apreciable está en Andalucía, Murcia y Valencia.

                          Comentario


                          • #14
                            No quiero desviar el tema, pero yo me muevo muchísimo con rumanos. Y hay q distinguir, por un lado existe una gran cantidas de rumanos, marcadamente gitanos o similiares que son auténtica basura. Luego otros q sin serlo, actúan como tal, y que además, generalmente son los q cortan el bacalao en los tinglados. Y luego tenemos el resto, que son rumanos marcadamente contrarios a los gitanos, al comunismo, signiticativamente tradicionales y ojo muy espabilados, y q han huído de Rumanía para forjarse un futuro mejor, y que ven como aquello de lo q huían y reniegan han acabado en su tierra de acogida haciendo exactamente lo mismo q en su país natal. Éstos están hasta la polla, y directamente lo dicen y lo manifiestan, y noque entienden porque en España, con una sociedad ordenada y un estado supuestamente no fallido, a diferencia del rumano, se permite todo esto.

                            Por casualidad, hoy iré a cenar a casa de una pareja rumana, y a diferencia de lo q me ocurre con las españolas, en la sobremesa hablaremos abiertamente contra el infierno fiscal, la inmigración masiva, el islam y el separatismo.

                            Disculpad, solo quería añadir una pincelada de color al tema.

                            Comentario


                            • #15
                              Originalmente escrito por Bartlett Ver mensaje
                              No quiero desviar el tema, pero yo me muevo muchísimo con rumanos. Y hay q distinguir, por un lado existe una gran cantidas de rumanos, marcadamente gitanos o similiares que son auténtica basura. Luego otros q sin serlo, actúan como tal, y que además, generalmente son los q cortan el bacalao en los tinglados. Y luego tenemos el resto, que son rumanos marcadamente contrarios a los gitanos, al comunismo, signiticativamente tradicionales y ojo muy espabilados, y q han huído de Rumanía para forjarse un futuro mejor, y que ven como aquello de lo q huían y reniegan han acabado en su tierra de acogida haciendo exactamente lo mismo q en su país natal. Éstos están hasta la polla, y directamente lo dicen y lo manifiestan, y noque entienden porque en España, con una sociedad ordenada y un estado supuestamente no fallido, a diferencia del rumano, se permite todo esto.

                              Por casualidad, hoy iré a cenar a casa de una pareja rumana, y a diferencia de lo q me ocurre con las españolas, en la sobremesa hablaremos abiertamente contra el infierno fiscal, la inmigración masiva, el islam y el separatismo.

                              Disculpad, solo quería añadir una pincelada de color al tema.
                              Buen día para recordar esto, hoy que se conmemora la muerte de los Legionarios de San Miguel Arcángel Ion Mota y Vasile Marin, caídos en combate en nuestra Guerra Civil, se presentaron voluntarios para luchar entre las filas nacionales.

                              Rumanía es un país étnicamente diverso y quieras que no se notan aún quiénes son rumanos de raigambre dacia-romana, quiénes son húngaros de Transilvania, quiénes son alemanes de Siebenbürgen... y quiénes son gitanos.

                              Aunque todos coman las chocolatinas al ron esas que si te tomas dos das positivo en alcoholemia.

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X